Comprobamos y hacemos tu declaración de la RENTA 2018

Declaración de la Renta IRPF 2018

Revisar el borrador, comprobar las deducciones a las que se tienen derecho y guardar los justificantes figuran entre las recomendaciones de los asesores fiscales para la campaña de la renta de 2018 que comenzó el 2 de abril.

¿Quién tiene la obligación de presentar la declaración?

Entre otros supuestos, quienes ingresen rentas del trabajo de más de 22.000 euros de un pagador o más de 12.643 euros de varios pagadores. Sin embargo, los no obligados pueden optar por presentar la declaración en caso de que puedan beneficiarse de una devolución. Casi todas las declaraciones tienen retenciones que podríamos solicitar.

¿Cuál es el calendario de la campaña?

Las declaraciones de IRPF se pueden presentar desde el 2 de abril y hasta el 1 de julio, aunque quienes quieran domiciliar el pago tendrán que hacerlo antes del 26 de junio. La atención presencial en oficinas comienza el 14 de mayo. Hay clientes de CLEMENT GRIÑÁN ASESORES, SL que ya han cobrado la renta.

¿Cómo puede presentarse la declaración?

Por primera vez, este año ya no puede solicitarse la pre-declaración en papel. Por internet a través del programa Renta Web; a través de la aplicación móvil de la Agencia Tributaria; con el plan de ayuda telefónica «Le llamamos» o presencialmente en oficinas. La recomendación de CLEMENT GRIÑÁN ASESORES, SL es que cuentes con un profesional para optimizar tu declaración de la RENTA.

¿Qué recomendamos en CLEMENT GRIÑÁN ASESORES, SL?

Revisar los datos fiscales, en especial las imputaciones de actividades económicas o viviendas; utilizar el borrador siempre que se pueda y comprobar los datos antes de presentarlo. Poner atención a opciones NO modificables como, individual o conjunta, o avisar de la reinversión de los recursos obtenidos tras vender una vivienda. También de las pérdidas patrimoniales deducibles en los siguientes cuatro ejercicios.

Acudir a un profesional siempre que se pueda, poner atención a cantidades pendientes de años anteriores -por ejemplo, pérdidas patrimoniales-, asegurarse de contar con toda la documentación y justificantes que puedan ser requeridos y revisar las posibles deducciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.